martes, 1 de marzo de 2011

El silencio

se escucha claro, repleto de sonidos:
a viento ,a ramas y hojas que bailan
el ventilador que gira y zumba
los dedos sobre el teclado.
Hay duendes que cantan en mi cabeza y
yo los siento blancos.
Podría haber enloquecido pero no, hoy no.
Mi  pecho anudado hace ruido y me rasco una mano:
es el mosquito ,que también se escucha y además pica.
Intento oír más profundo pero esos sonidos son más difíciles
casi inaudibles.
Tal vez mañana.

3 comentarios:

  1. Siendo hoy ya pasado mañana, me gustaría saber si pudiste oír más profundo y que perfectos ritmos se te revelaron, con que letras, con que música...
    Beso

    ResponderEliminar
  2. Eslabon y pedernal

    El ritmo y la música de Bebe.Intensísima y hermosa.
    También las palabras precisas de Javier Marías se hicieron oír en lo profundo (es que fueron escritas para mí).
    Lo que se me reveló,después te lo cuento o lo escribo.
    Gracias muchas!

    ResponderEliminar

Un lugar en el mundo muy hermoso (el lugar, no el mundo)

Un lugar en el mundo muy hermoso (el lugar, no el mundo)
Shakespeare and Co